Dr. Ramón Fuentes Fernández, profesor titular, decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de La Frontera.



¿Cuándo ingresó a ACHEO su facultad o escuela, y qué motivó en ese momento el ingreso a esta asociación?

Somos socios fundadores desde que se generó, a través de un acta formal, la constitución de Acheo como Sociedad, pero venimos participando de las reuniones de la Asociación de Enseñanza de la Odontología desde que nos invitaron a participar de ello cuando estábamos con nuestro proyecto de carrera en el año 1992. Desde ahí comenzamos a participar en Acheo y seguimos participando ininterrumpidamente mientras lo conformaban las universidades del Cruch; y una vez que se conformó Acheo, como sociedad formal con escritura, obviamente siempre hemos estado participando de ello.

La motivación de participar en la Asociación Chilena de Enseñanza de la Odontología, es básicamente poder participar en una instancia de discusión sobre lo que es la enseñanza de la odontología donde participan la gran mayoría de las universidades en Chile.



¿Cuántos alumnos han egresado de las aulas de su facultad o escuela de Odontología, desde su creación?

De la Carrera de Odontología se han titulado 909 cirujano dentistas a la fecha.



¿De qué manera la pertenencia a ACHEO le permite a su facultad o escuela estar actualizada sobre las nuevas tendencias pedagógicas en la formación de los futuros odontólogos?

En Acheo, lo que se hace principalmente es que se discute, se analiza y se ve cuál es el estado del arte de la educación de la odontología en Chile y yo creo que el trabajo más importante que se ha realizado de eso es tratar de consensuar los contenidos mínimos en las distintas disciplinas y eso nos va a permitir estar todos con una base de formación similar.



¿Existen iniciativas actuales o proyectadas en el futuro, respecto a intercambio de alumnos entre su facultad o escuela con otras pertenecientes a ACHEO?

Sí, están proyectadas y nos interesa que haya movilidad estudiantil, sin embargo una de las dificultades que uno enfrenta a eso son las rigideces de los planes de estudio y a veces las rigideces administrativas de las propias universidades. Si bien es cierto, los docentes, los estudiantes, sí tienen intención de generar movilidad pero la burocracia administrativa a veces hace que eso sea difícil.



¿Qué tipo de vinculación a nivel de académicos existe entre su facultad o escuela con otras universidades pertenecientes a ACHEO?

Nosotros permanentemente estamos invitando a académicos de universidades pertenecientes a Acheo para, por ejemplo, los exámenes finales de nuestro magíster, para exámenes finales de las distintas especialidades que tenemos y también hay participación en conjunto con universidades pertenecientes a Acheo en algunos proyectos, en algunos Fondef, y en otro tipo de proyectos. Especialmente con la Universidad de Los Andes, la Universidad de La Frontera tiene un convenio de colaboración donde resaltan los proyectos I +D que se concursa entre ambas universidades una vez al año.



En ese contexto, ¿cómo contribuye la pertenencia a ACHEO al objetivo de la homologación de contenidos en la formación de pre y postgrado en su facultad o escuela, con otras que integran esta asociación?

Hay que tener presente primero que la legislación chilena le entrega autonomía a las distintas universidades para definir sus perfiles, programas, incluso cómo hace la formación de los distintos profesionales.

En el caso específico de la odontología eso es así, cada universidad va a tener siempre la autonomía de definir lo que va realizando en la formación. Sin embargo, en Acheo nosotros estamos desarrollando un trabajo que ya lleva un par de años en el cual se va a tratar de entregar un documento final donde estén los contenidos mínimos que Acheo entiende que la odontología debiera tener en su formación y eso va a ser un documento importante de consulta, de complemento, a la formación que nosotros realizamos.