“Pertenecer a ACHEO es una excelente plataforma para que Instituciones con más experiencia en los ámbitos declarados puedan orientarnos y compartirnos su visión para poder cumplir estos desafíos”

¿Cuándo ingresó a ACHEO su facultad o escuela, y qué motivó en ese momento el ingreso a esta asociación?

La Escuela de Odontología de la Universidad Austral de Chile, fue invitada a incorporarse como socio fundador de la asociación en septiembre del año 2008 por el presidente de aquella época, el Dr. Osvaldo Badenier Bustamente, ex-decano de la Facultad de Odontología de la Universidasd de Valparaíso, que junto a varios colegas, tenían el deseo de formar una organización en pos de la educación de la odontología de las instituciones de nuestro país. Desde ese instante nuestra Escuela ha tenido un relevante rol en ACHEO participando en todas las iniciativas que han surgido en el seno del Consejo Superior.



¿De qué manera la pertenencia a ACHEO ha beneficiado a su facultad o escuela?

Estamos muy orgullosos de pertenecer a esta asociación y comprometidos con el rol que debe desarrollar ACHEO en relación a la educación de la odontología en nuestro país. Creemos que pertenecer a esta entidad contribuye positivamente ya que se abordan y analizan temas académicos de carácter transdisciplinario de diversas instituciones y nos permite obtener una visión general de otras universidades para poder ser más eficientes en nuestros procesos. Formar parte de una organización que reúna a instituciones de carácter público y privado, enriquece la discusión en la formación de los futuros odontólogos.



¿Cuáles son las principales iniciativas que ha impulsado su facultad o escuela en materia de desarrollo de competencias mínimas en los alumnos, y en las que hayan recibido apoyo de ACHEO?

En relación a las competencias mínimas curriculares, nuestra asociación tuvo la repsonsabilidad de conovocar, reunir y organizar a todos los docentes a cargo del área de Radiología e Imagenología Dental y Maxilofacial para la Carrera de Odontología de todas las Universidades miembros de la asociación. Se declararon objetivos, metodologías y contenidos mínimos que deben cumplir los programas en esta área. Este trabajo mancomunado revistió una excelente oportunidad para estandarizar criterios entre las diferentes instituciones. Esperamos que prontamente se constituya un consolidado de todos los informes de las diferentes disciplinas en relación a los contenidos mínimos curriculares para compartir con todos sus participantes.



¿Qué aportes ha realizado su facultad o escuela a la reflexión de temas pedagógicos o científicos en el seno de ACHEO?

Todos los miembros que forman parte de la entidad participan activamente de la discusión y reflexión de los temas planteados en el Consejo Superior, el cual se reúne de forma bimensual en las diferentes universidades miembros de nuestro país. Como presidente de la organización y miembro del comité ejecutivo me corresponde liderar y encausar la discusión en pos de los proyectos académicos que ACHEO ha establecido en su plan estratégico. Tener la oportunidad de representar a la Universidad Austral de Chile en este relevante cargo, reviste un gran orgullo en lo personal y una excelente oportunidad para aportar a la formación académica y valórica de los futuros odontólogos de nuestro país.



¿Cuáles son los desafíos hacia el futuro que se plantea su facultad o escuela, y cómo la pertenencia a ACHEO puede ayudarlos a lograr dichos objetivos?

Nuestra Escuela de Odontología posee muchos desafíos y proyectos con miras a la reacreditación de la carrera y la consolidación de un proyecto con una importante responsabilidad social y de compromiso con el entorno. Aspiramos aumentar nuestra planta académica, crecer hacia la creación de especialidades odontológicas acordes con las altas exigencias que posee nuestra Universidad, vincularnos con el medio de forma más efectiva, potenciar y desarrollar la investigación entre otros proyectos establecidos en el plan estratégico de nuestra Facultad. Pertenecer a ACHEO es una excelente plataforma para que Instituciones con más experiencia en los ámbitos declarados puedan orientarnos y compartirnos su visión para poder cumplir estos desafíos y otros objetivos que nuestra Universidad y nuestro entorno exige.



Como presidente de la asociación, ¿qué importancia tiene para ud. el hecho de que se haya aprobado la acreditación obligatoria de la carrera de odontología?

La acreditación obligatoria es un gran anhelo no sólo para nuestra Organización o el Colegio de Cirujano de Dentistas, sino para todas aquellas personas que nos dedicamos a esta hermosa profesión y, lo más importante según mi visión, para quienes reciben la atención odontológica, es decir, para todas y todos los pacientes en base a las enormes necesidades que posee nuestro país en materia de salud bucal. Este tema ha sido ampliamente abordado desde hace mucho tiempo en el seno de nuestra entidad y siempre hemos mantenido una postura clara frente a las entidades ministeriales u otras organizaciones donde se ha llevado a cabo el debate: la acreditación obligatoria era una necesidad imperativa. Dado el crecimiento exponencial de Instituciones que imparten la carrera de odontología en Chile en los últimos 20 años, es imprisicidible que exista una ley y una exhaustiva regulación sobre la calidad de los planteles que la imparten ya que hasta la fecha no existe una regulación sobre los procesos de formación que posibiliten asegurar la calidad profesional de sus egresados. Todos los miembros que pertenecen a nuestra entidad se encuentran debidamente acreditados por los organismos competentes y estamos en continuo análisis de nuestros procesos formativos y creemos que esta iniciativa despachada a principios de año por el congreso nacional, obliga a las instituciones que no lo están a seguir nuestro camino en pos de formar profesionales de excelencia. Si finalmente aquellas instituciones que imparten la carrera de odontología en nuestro país no logran demostrar de forma objetiva los elevados estándares de calidad del nivel que exige la formación de futuros profesionales, y finalmente no logran acreditarse, no podrán seguir impartiendo la carrera.