Docentes de Odontología USS entregarán competencias digitales a estudiantes



A través de tecnología alemana, académicos de USS Valdivia incorporan la enseñanza odontológica digital, para fortalecer competencias de los estudiantes de la carrera desde primer año, de manera que cuando se inserten al mercado laboral estén certificados.


Hasta marzo de 2019, académicos de la Universidad San Sebastián, sede Valdivia serán capacitados por la empresa Siromax en tecnología Cerec CAD/CAM -diseño y manufacturación asistida por computador- sistema que mediante una cámara intraoral que permite obtener impresiones digitales y una unidad fresadora, entrega múltiples ventajas, como la posibilidad de reducir el número de sesiones con el paciente, tener trabajos más precisos y mejores postoperatorios.

El equipo Cerec CAD CAM, dependiendo de la dificultad de la intervención, posibilita una rehabilitación oral rápida, pudiéndose hacer incrustaciones o carillas en una hora y media, cuando con el sistema convencional puede llegar a tardar hasta dos semanas, ahorrando costo por provisorio, material de impresión y con un ajuste ciento por ciento efectivo.

“Este sistema se diferencia por la posibilidad de educar a los alumnos, con un software que permite una preparación maestra y el alumno tiene que tallar su operación con parámetros reales, hechos por un dentista, con una evaluación objetiva, identificando errores con lo que se puede aprender y mejorar los tallados”, explicó Daniel Schweitzer, Dentista a cargo de la Unidad Clínica de la Empresa Siromax.

Francisco Cea, director Técnico del Centro de Salud U. San Sebastián sede Valdivia, señaló que la Casa de Estudios está siendo pionera en regiones al adoptar esta tecnología para la enseñanza en pregrado, luego que lo hiciera sólo desde hace dos años la U. de Los Andes, en Santiago.

“Este avance apunta a transformar a la Facultad de Odontología en un activo promotor del desarrollo tecnológico en la enseñanza de nuestros estudiantes. La importancia de esta iniciativa radica en su aporte al proyecto educativo de la Universidad, sus beneficios para la docencia y el impacto en la comunidad”, sostuvo.

En el mismo sentido, el docente de Odontología, Pablo Cabrera, indicó que “la idea es comenzar a introducir los conceptos y flujos de trabajo desde primer año. Las herramientas que nos entrega este sistema nos permite la incorporación a lo largo de toda la malla de estudios, fortaleciendo y complementando el desarrollo formativo de nuestros estudiantes desde las asignaturas prácticas de segundo año hasta su ingreso a la clínica”, aseveró.

“Estudios actuales indican que estas restauraciones a 27 años sobrevienen en un 89%, es un pronóstico fabuloso, comparado con la metodología convencional. La precisión y ajuste de las coronas es prácticamente perfecto”, remarcó.

Cabe señalar que, en el mes de agosto la U. San Sebastián inauguró un simulador háptico, traído desde Francia, pensado para que los futuros profesionales desarrollen mejores habilidades psicomotoras y cognitivas, lo que a la vez entrega una mayor seguridad a los pacientes.